Una Competencia de Baloncesto muy Diferente

Por Antonio Quintero

La semana pasada se vivió una competencia sobre baloncesto muy diferente a la Súper Liga donde al igual que en cualquier competencia deportiva hubo alegría, tristeza, llanto, euforia, y hasta momentos dignos de fair play. La única diferencia es que en este caso se enfrentaban futuros abogados en un caso de derecho del deporte simulando un arbitraje real. Como nota importante hay que indicar que el arbitraje comercial es un método de resolución de controversias alternativo al acudir a tribunales judiciales.

El caso hipotético versaba sobre un agente de baloncesto español que firmaba un contrato de representación con un jugador de baloncesto americano. Luego que el agente consiguiera varios contratos, el jugador decidía no pagarle y terminarle el contrato, en virtud que el agente había perdido su licencia FIBA, ya que una institución muy parecida a la OFAC, pero de un país europeo inexistente. El Agente decidía demandar al jugador en una federación venezolana de baloncesto ficticia que tenía una cláusula de apelación ante el CEDCA. Esa demanda la perdía y apelaba, entonces los estudiantes debían responder varias preguntas: 1) ¿La apelación es válida? 2) ¿Qué derecho se aplica?; 3) ¿Debe pagársele al agente por los contratos conseguidos?; 4) ¿La ruptura contractual fue válida? y ; 5) ¿se le debe aplicar al jugador la cláusula penal?

La Universidad de los Andes, Universidad Bicentenario de Aragua, la Universidad Católica Andrés Bello, la Universidad Católica del Táchira, la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Metropolitana, la Universidad Monte Ávila y la Universidad Rafael Urdaneta, conformaron trece equipos de estudiantes que combatieron con mucha valentía en una competencia de muy alto nivel llamada “Experiencia Sidma”, cuyos árbitros son varios de los mejores abogados de nuestro país evaluando estas jóvenes mentes legales.

Experiencia Sidma, es una competencia sobre arbitraje comercial (método alternativo de resolución de controversias, organizada por el Centro Empresarial de Conciliación y Arbitraje (CEDCA), aliado de Venamcham, que este año tuvo la oportunidad de presentar un caso de derecho del deporte realizado por el escritorio jurídico que representamos, Carrero & Quintero, y cuya competencia estuvo patrocinada por los escritorios Baker McKeinze y Dentons.

Hubo encuentros inolvidables y finales adelantadas. Quizás uno de los duelos más interesantes fue cuando uno de los equipos de la Universidad Rafael Urdaneta enfrentó a uno de los equipos de la UCAB de solo un integrante, ya que sus compañeros lo abandonaron, y este chico se defendió con un nivel legal altísimo contra todo el otro equipo que luego sería Campeón de la Competencia, y los árbitros preguntaron por más de una hora y media a ambos bandos. Luego de ese duelo fatal, resultó ganadora la URU pero inmediatamente tuvieron palabras de apoyo contra el rival vencido quien también tuvo palabras de elogio para la URU protagonizando un gran momento fair play. También tuvieron grandes encuentros ese mismo equipo de la URU contra la UCV en semis finales y la UNIMET vs el equipo más preparado de la UCAB en semis finales, resultando todos en demostraciones de alto nivel jurídico de debate.

El ganador de la competencia, como comentamos resultó ser la Universidad Rafael Urdaneta, dejando en segundo lugar a la UCAB, quien ganó el premio a mejor equipo en Audiencia. Los premios al mejor escrito de demandante se los llevó la UNIMET y a mejor escrito de contestación se lo llevó la UCV. Además, el premio a mejor orador se lo llevó Giuseppe Mazzocca de URU, quien también se llevó el premio al Fair Play junto a Alejandro Ramírez por esa gran demostración de caballerosidad luego de la audiencia que mantuvieron.

Sin duda alguna fue una experiencia inolvidable, donde todos estos futuros abogados lucharon como atletas aficionados solo con el interés de triunfar dejando todo lo que tenían. Eso nos recordó a todos los juristas venezolanos, que a pesar de nuestra situación donde nos cuestionamos todos los días la importancia del estudio de las leyes, vale la pena luchar por unos muchachos que representan la esperanza latente de un futuro mejor, nuevo y diferente para nuestro país.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *